Qida
tratar úlceras por presión en encamados ulceras en tercera edad
Qida

Cómo tratar úlceras por presión en encamados o movilidad reducida 

Tabla de contenidos

Las úlceras por presión son muy dolorosas y pueden tomar mucho tiempo para sanar. Además, si no se tratan adecuadamente, pueden convertirse en una infección grave o incluso llevar a la muerte. Por lo tanto, es importante tomar medidas sobre cómo tratar y prevenir úlceras por presión en personas mayores con movilidad reducida.

¿Qué son las úlceras por presión o UPP? 

Las úlceras por presión, también conocidas como úlceras de decúbito o llagas por presión, son lesiones que se producen en la piel y el tejido debajo de ella debido a la presión prolongada sobre la piel. 

Estas lesiones son comunes en personas que pasan mucho tiempo en cama o sentadas, ya que la piel y el tejido debajo de ella no reciben suficiente suministro de sangre y no se regeneran adecuadamente. 

Las úlceras por presión pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes en las zonas de presión, como los talones, los tobillos, las nalgas y los hombros. Si no se tratan adecuadamente, las úlceras por presión pueden volverse graves y llevar a complicaciones graves, como infecciones y sepsis.

 tratar úlceras por presión en encamados ulceras en tercera edad

¿Cómo prevenir las úlceras por presión? 

Algunas formas en las que puede cuidar y tratar de prevenir úlceras por presión:

  • Evitar la fricción y la presión prolongadas: Una de las formas más efectivas de prevenir las úlceras por presión es evitar que se produzcan en primer lugar. Esto se puede hacer cambiando de posición con frecuencia y evitando apoyar demasiado tiempo el peso del cuerpo en una sola área.
  • Usar una almohada o un colchón especial: Otra forma de evitar la fricción y la presión es usar una almohada o un colchón especial que distribuya el peso del cuerpo de forma más uniforme. Estos productos están diseñados específicamente para prevenir las úlceras por presión.
  • Realizar ejercicios de movilidad: Aunque la persona pueda estar encamada o tener dificultad para moverse, es importante mantener la movilidad lo mejor posible. Se pueden hacer ejercicios suaves de movilidad, como mover los dedos de las manos y los pies, para ayudar a prevenir las úlceras por presión.
  • Mantener la piel limpia y seca: La piel seca es más propensa a desarrollar úlceras por presión. Por lo tanto, es importante mantener la piel en las mejores condiciones posible, evitando suciedad o humedad, especialmente en áreas de alto riesgo como los talones, las rodillas y las caderas.
  • Usar ropa y ropa de cama suave y cómoda: La ropa y la ropa de cama rígidas o apretadas pueden aumentar la fricción y la presión.
CTA-servicios-cuidadores-a-domicilio-para-personas-mayores-y-dependientes

Cuidados de UPP en la tercera edad 

Las úlceras por presión son una complicación común en las personas mayores, especialmente aquellas que tienen limitaciones para moverse o cambiar de posición con frecuencia, por ello es tan común encontrar úlceras en tercera edad.

Estas úlceras pueden ser dolorosas y requieren un tratamiento adecuado para evitar complicaciones más graves. La mejor manera de propiciar cuidados de UPP en la tercera edad es la asistencia a domicilio. 

A continuación, te presentamos algunos consejos para el tratamiento de las úlceras por presión en las personas mayores:

  1. Limpiar cuidadosamente la herida: utiliza agua tibia y jabón suave para limpiar la herida y eliminar cualquier suciedad o células muertas. Luego, seca la herida con suavidad y aplica una capa de crema de curación.
  2. Proteger la herida:  coloca una gasa o una venda sobre la herida para protegerla de la suciedad y la ropa. Asegúrate de cambiar la gasa o la venda con frecuencia para evitar que se contaminen.
  3. Evitar la presión sobre la herida: es importante evitar colocar peso o presión sobre la herida mientras está en proceso de curación. Puedes utilizar una almohada especial o una tabla de presión para distribuir el peso de manera más equitativa.
  4. Mantener la piel hidratada: hay que asegurarse de que la piel de la persona mayor esté hidratada y suave para evitar la aparición de nuevas úlceras por presión. Utiliza una crema hidratante o aceite de masaje para mantener la piel hidratada.
  5. Realizar ejercicios de movilidad: ayudar a la persona mayor a realizar ejercicios de movilidad suave para mejorar la circulación y evitar la formación de nuevas úlceras por presión.

Es importante contar con un buen profesional en el cuidado de UPP en personas mayores para que lleve a cabo una correcta labor de curación, desinfección y prevención . 

Compartir artículo
¿Necesitas información de nuestros servicios? Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo