Qida
Qida

Diez instituciones que representan al conjunto de la sociedad civil catalana impulsan el primer Living Lab centrado en envejecimiento

Tabla de contenidos

  • El Barcelona Aging coLLaboratory (BALL) tiene como objetivo crear soluciones  innovadoras, con la participación de los usuarios finales, para mejorar la  calidad de vida, y la atención sanitaria y social de las personas mayores. 
  • El primer proyecto del BALL, presentado hoy en el Parc Sanitari Pere Virgili, es  un robot humanizado que ayudará a los pacientes que no pueden alimentarse  por sí mismos, ofreciéndoles una solución adaptada a sus necesidades.

Envejecer disponiendo de la máxima calidad de vida y la mejor atención sanitaria y social. Éste es el principal objetivo del Barcelona Aging  coLLaboratory (BALL), el primer Living Lab centrado en aportar soluciones innovadoras a las personas mayores que se pone en marcha en Cataluña y que ha sido impulsado por una amplia representación de estamentos de la sociedad civil. 

Ayer, 26 de octubre, tuvo lugar la presentación a los medios de comunicación, en el Parc Sanitari Pere  Virgili, de la sede física del BALL y de su primer proyecto: un robot humanizado que ayudará a aquellas personas que no pueden alimentarse por sí mismas. Este robot se está cocreando con los usuarios finales, que son decisivos para conocer qué es lo que necesitan y, así, poder ofrecerles una solución que se adapte a sus demandas. 

Además de dotar a los pacientes de una herramienta personalizada y de una mayor  autonomía, el robot permitirá automatizar una de les tareas más complejas de la logística asistencial de los hospitales y centros residenciales, y reducir, así, la sobrecarga del personal  sanitario, optimizando el tiempo y la calidad del servicio. 

acuerdo-qida-Barcelona Aging coLLaboratory-startup-acereleradora-atención-domiciliaria

El BALL, una plataforma de innovación alrededor del envejecimiento 

El envejecimiento de la población catalana sigue creciendo a un ritmo acelerado y se calcula que en 2050 una de cada tres personas tendrá más de 65 años. Asimismo, según datos del Instituto de Estadística de Cataluña, si el actual modelo de atención no cambia, el índice de dependencia de las personas mayores también aumentará, del 28,9%, en 2021, hasta el 44,3%, en 2040. 

Ante la necesidad de desarrollar soluciones innovadoras que avancen hacia un envejecimiento activo y saludable, y que consideren la edad avanzada una oportunidad para conseguir una sociedad más inclusiva y, al mismo tiempo, potenciar la economía, nace el Barcelona Aging coLLaboratory (BALL).

El Living Lab ha sido impulsado por diez entidades de renombre que representan los  principales ámbitos de la sociedad catalana: salud (Parc Sanitari Pere Virgili y Vall d’Hebron  Instituto de Investigación), robótica (Institut de Robòtica i Informàtica Industrial, CSIC-UPC), universidad (Universidad Ramon Llull, con la Facultad de Ciencias de la Salud Blanquerna y el Institut Borja de Bioètica, y Universitat Oberta de Catalunya), social (Fundación iSocial), empresa privada (Grupo Efebé, Qida y UniversalDoctor) y asociaciones de gente mayor (Fatec – Federación de Asociaciones de Personas Mayores de Cataluña). 

Este proyecto opera bajo el modelo de innovación que se conoce como cuádruple hélice, donde diferentes entidades y miembros de una comunidad (ciudadanía, empresa, centros de conocimiento y Administración) se unen para construir juntos soluciones que sean capaces de promover el crecimiento socioeconómico del territorio. 

“El BALL es un espacio o metodología de cocreación que involucra a las personas mayores desde un principio, en el diseño, desarrollo, implementación y evaluación de productos y servicios destinados a potenciar su autonomía, integrándolos en la comunidad y reducir dependencias y cronicidades”, explica el doctor Marco Inzitari, director de Atención Integrada e Investigación del Parc Sanitari Pere Virgili, responsable del grupo de investigación en  Envejecimiento, Fragilidad y Transiciones en Barcelona del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR) y profesor de la UOC. El Dr. Inzitari, que es uno de los ideólogos y promotores del proyecto, asegura que “en un momento en el que cada vez aumenta más la esperanza de vida, pero no la calidad, el objetivo final del Living Lab es poner a las personas en el centro y que tomen el control de su salud y de su vida”.

CTA-atención-domiciliaria-cuidadores-24horas-cuidado-personas-dependientes
Compartir artículo
¿Necesitas información de nuestros servicios? Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo